Pajaritas de papel – El blog de Raquel

Pajaritas de papel

cimg5384

 

La primera entrada de mi blog quería destinarla a explicar el porqué de este nombre: Pajaritas de papel.

Lo primero que se me ocurre es afirmar que no podía ser de otro modo.

Es un tributo a una de las personas más importantes de mi vida, mi abuelo Juan. La vida me dejó disfutar de él casi 34 años, hasta que un buen día (hace no demasiado) decidió que había llegado el momento de su partida, lo arrancó de nuestro lado y lo elevó hacia el cielo, junto a su esposa.

Durante todos esos años, he ido viendo cómo mi abuelo se esmeraba en hacer sus pajaritas de papel, que el llamaba “gallitos”. Cualquier retazo de papel era bueno para él. Ponía todo su esmero en ellas, no descuidando ni el más mínimo detalle.

Solía preguntarme muy a menudo cuál de las dos partes del papel era más bonita. Y casi todos, el 90 %, diría yo, me los regalaba.

En una cajita de cartón atesoro más de mil “gallitos”. Para mí es un legado hermoso. En todos y cada uno de ellos está latente su esencia… Si cierro los ojos puedo sentir el tacto de su piel al acariciarlas, al mimarlas… su sonrisa al terminarlas, y la emoción de su mirada al entregármelas.  Yo le hacía saber lo mucho que me gustaban, y él sonreía, agradecido.

Cuando se crece junto a la figura de unos abuelos, la vida tiene otro color. Tanto él como mi abuela Eladia, a quien va dedicada “Alas y raíces… Amor”, la primera entrega de mi Saga Alas y raíces, fueron dos figuras indispensables para mí. Es cierto que ella partió demasiado pronto, cuando yo apenas tenía 16 años, y la seguía necesitando muchísimo.

Gracias al cielo, a él lo pude disfrutar bastante tiempo más. Tenía 96 años cuando se marchó (en marzo de este aciago año), y a mí me seguían pareciendo insuficientes. Siempre habrían sido insuficientes.

Echo de menos todo… Bajar cada mañana y verlo sentado en su sillón, pasar tiempo con él viendo la televisión, los partidos de fútbol… ver nuestro Real Madrid, sin él, no es lo mismo. No hay partido en el que no lo recuerde… Aprendí a andar de su mano… ¡Era tan grande!

Lo llenaba todo con su presencia, y ahora la casa parece tan vacía sin él.

Es difícil acostumbrarse a su ausencia. Duele demasiado. Pero sé que ahora no solo tengo un ángel de la guarda, sino dos. Ellos no dejarán que me hunda; ellos me ayudarán a seguir siempre adelante. Hay momentos en los que puedo sentir su aliento.

Este poema lo escribí días después de su adiós.

 

Y ya no estás…

Desciendo cada escalón,

con prisa, pero en calma.

Una puerta verde esperanza se

halla frente a mí.

La abro muy lentamente

y tú estás ahí.

O no.

Sí, eres tú, te reconozco.

pero tu alma ya no está.

Me acerco y te incorporo.

Observo tu rostro.

¡No! ¡no! ¡no!, grito

abrazada a ti.

El peso de tu cuerpo, calentito,

hunde mis rodillas.

No percibo hálito alguno de vida.

Tu corazón se ha detenido.

Aun así, quiero que vuelvas en sí,

que me hables,

que me devuelvas ese abrazo.

Pero ya no estás.

No, no es verdad.

No puede ser verdad,

me repito una y otra vez.

¡No puede ser!

 

Me abrazo aún más fuerte a ti.

¡No te voy a dejar caer!

El cielo te ha reclamado

sin haberlo consultado.

Me ahogo.

No hay lágrimas ni llantos

que alivien ese dolor.

Me abrazo a ti, más.

Tu cabeza sobre mi hombro,

y ya no estás.

 

Has volado.

Te hemos perdido,

nos has dejado.

Has sido arrebatado de nuestros brazos,

no así de nuestros recuerdos.

Serán eternos.

Mi Dios te ha llevado.

Ahora, te imagino junto a la abuela,

brillando en el firmamento,

cogidos de la mano.

Te extraño, te quiero.

Abuelo, nos vemos en el cielo.

(15/03/2016)

 

Me tocó a mí hallarlo sin vida. Una de mis grandes temores tomó forma aquel día.

 

Solo espero que ese abrazo se vuelva a repetir, el día de nuestro reencuentro, y que, esta vez, él me estreche entre sus brazos y me de su calor.

 

Este blog es en tu honor, abuelo.                    

Te quiero. Ayer, hoy, y siempre.

img_20161106_175010

Anuncios

4 comentarios en “Pajaritas de papel – El blog de Raquel

  1. Una vez más me vuelvo a quedar sin palabras a la hora de descubrir uno,de los muchos seres,que eres capaz de dibujar,simular y trasmitir .Simplemente me ha encantado tanro tu forma de escribir como el conjunto de sentimientos y emociones que nos haces llegar,ahí, en lo más profundo de nuestro ser! Una vez más, darte mi más Enhorabuena.¡¡Felicidades guapa!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s