Crónica Presentación de Alas y raíces… Amor

El pasado miércoles, día 23 de diciembre, tuve el gran honor de presentar Alas y raíces… Amor, en mi pueblo, en Añora.

Como no podía ser de otro modo, me sentí muy arropada por mi familia, amigos y vecinos. Más de un centenar de noriegos, así como un nutrido número de compañeros de Cáritas Interparroquial de Pozoblanco, estuvieron arropándome en un momento tan importante para mí; en el momento en el que “Alas y raíces… Amor” dejó de ser un sueño para convertirse en una realidad.

Mi hermana María Isabel Gil Espejo fue la encargada de presentar mi novela. Ella dio a conocer los recovecos del proceso creativo y las anécdotas y detalles entrañables de nuestra relación. ¡Me siento tan orgullosa de ella!

“Durante los nueve meses que duró el proceso de crear Alas y raíces… Amor tuve el gran privilegio de seguirlo a su lado, capítulo a capítulo. Recuerdo llegar a mi casa y verla allí arriba con su ordenador y sus libros siempre al ladito. En esta época fue cuando descubrí su gran pasión por la escritura, su constancia y la dedicación diaria. Y, ¡¡madre mía!!La imaginación tan desbordante, porque para crear una historia como esta hay que tener grandes dosis de imaginación y creatividad. Siempre estaba con su libretilla, documentándose acerca de los lugares que quería nombrar, buscando hasta el más mínimo detalle para que todo fuera perfecto.

Fue una época que jamás olvidaré, ella escribía un capítulo y me lo pasaba. Yo lo leía y le daba mi opinión al respecto, pero simpre había un problema, que se me hacía demasiado corto y me quedaba con ganas de más. Así que ahí estaba yo esperando otro capítulo y cuando ya parecía que me lo iba a pasar me decía que había algo que no le cuadraba y que tenía que ver cómo resolverlo, así que otra vez a esperar. En suma, tuve el privilegio que pocos amantes de la lectura pueden tener, vivir el proceso creativo, paso a paso, de la mano de la propia autora. En esta época descubrí lo perfeccionista que es. Es una persona muy crítica con su trabajo y que necesita que todo esté perfecto a la hora de darlo por finalizado.” (Estracto de la intervención de mi hermana, María Isabel Gil Espejo)

A continuación yo expliqué a mis paisanos y amigos cómo fue la génesis de Alas y raíces… Amor, su proceso de creación y los referentes históricos y morales (Juana de Arco y Elisabeth Bennet) que me inspiraron para trazar el perfil mi protagonista, Maysa d’Angeli.

“Cuando comencé a adentrarme en el mundo de Alas y raíces, lo hice por convicción, porque creía en lo que estaba haciendo y porque siempre he pensado que la historia de Maysa y de todos aquellos que decidieron permanecer a su lado, tiene todo para llegar al lector. Pienso que cualquier escritor que se esfuerza en dar forma a sus pensamientos lo hace porque se dirige a alguien. Pero, ¿a quién? La respuesta la encontré en unas líneas del poeta antonio Colinas que leí hace un tiempo:  Para el escritor no existe reconocimiento mayor que el que ofrece al lector anónimo, ese lector apartado, sin poder de ningún tipo; ese lector –dicho sea con todos los honores– que no existe. El creador arroja su palabra nueva al océano de la noche y, en la orilla apartada, el anónimo lector recoge el mensaje, sintoniza con la palabra revelada. Pues no es otro el fin de la creación que el de encontrar un espejo claro y anónimo donde reflejar la palabra inspirada.

Con todo esto lo que quiero destacar es que no he escrito Alas y raíces pensando en un grupo de edad en concreto pues pienso que ni el amor, ni el dolor, el sacrificio o el sentido del bien y del mal, de la vida y de la muerte la tienen. Así que todos y cada uno de los que hoy me acompañáis, sois el lector perfecto para mi novela.

Alas y raíces… Amor surgió de un modo un tanto curioso. Allá por octubre del año 2012, me encontraba tumbada sobre mi cama, había anochecido y, seguramente, no lo recuerdo bien (quienes me conocen saben que mi memoria no es mi punto fuerte) estaba haciendo tiempo para bajar a cenar mi vasito de leche correspondiente, cuando me quedé mirando una de las imágenes que tengo colgadas en la pared de mi habitación. De inmediato, una sucesión de instantáneas comenzaron a tomar forma en mi cabeza. Me puse en pie, encendí mi portátil y escribí las primeras líneas de la que hoy se ha convertido en mi primera novela, líneas que enseñé a mi hermana Marisa, y que ella ha compartido con todos vosotros.

Es cierto que mi pasión por la escritura, como ya sabéis, venía de lejos; pero ese día de otoño supuso el pistoletazo de salida a la carrera de fondo que hoy me ha traído hasta aquí, ante vosotros, ante mi pueblo.

Desde un principio tuve claro que la protagonista de Alas y raíces sería una mujer, y una mujer fuerte, una líder… A veces una se cansa de que la figura masculina lleve las riendas de la acción y que el papel de la mujer se halle bajo su sombra (¿no es cierto?).

Siempre he admirado a las mujeres revolucionarias de su tiempo, aquellas que marcaron la diferencia. Dos de las mujeres que me han servido de inspiración para dar forma al personaje de Maysa, han sido Juana de Arco y Elisabeth Bennet.

Creo que todo el mundo ha oído hablar o ha leído acerca de la primera de ellas, de Juana de Arco, quien fue toda una heroína. A pesar de ser una mujer humilde y frágil en apariencia, con sólo 17 años, misma edad que tiene Maysa cuando conoce su condición de maldita, dirigió a todo un ejército francés con cinco mil hombres a su cargo. Más que una guerrera, fue una gran estratega, encargada de dirigir las tropas e intentar buscar soluciones diplomáticas al conflicto con los ingleses. Carlos VII de Francia tal vez no habría existido sin el trabajo de Juana de Arco, quien terminó siendo hecha prisionera por los ingleses y quemada en la hoguera… Esperemos que el final de Maysa no se asemeje demasiado al suyo.

Elisabeth Bennet pertenece al mundo literario, y es la protagonista de la novela Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen. Estoy segura de que muchos de vosotros habéis leído esta brillante novela o, al menos, habéis visto la película. Ella no luchó contra ejércitos ni sirvió al frente de ninguna importante batalla. Sin embargo, podría ser considerada una heroína moderna. Era una mujer con sus propias opiniones y convicciones, al igual que lo es Maysa, a pesar de los miedos y la incertidumbre con la que afronta un futuro demasiado incierto para ella y para la gente que la rodea.” (Estracto de mi intervención)

A nuestro lado estuvieron Bartolomé Madrid, alcalde de Añora, y Jaime Galbarro, editor de Editorial Vitela.

Presentacion 1

 

 

Presentacion 2

Durante el acto, y justo antes de mi intervención, se proyectó en primicia el booktrailer de Alas y raíces… Amor, que cuenta con una banda sonora original realizada por José Luis Jurado González (@josejuradoglez).

https://www.youtube.com/watch?v=krJ0S5XGPTw

Encontraréis una entrada más detallada en mi blog: http://raquelgilespejo.blogspot.com.es/

Me gustaría compartir una serie de instantáneas que se tomaron el día 23. Es algo así como mi pequeño homenaje a las personas que me acompañaron en tal día tan esparado.

ultimapensultimaDSC000121DSC_0100DSC_000815467DSC_0016DSC_0025DSC_0059DSC_0065DSC_0063DSC_0064DSC_0068DSC_0079DSC_0086DSC_0095
DSC_0110

DSC_0117

 

DSC_0111

 

 

DSC_0102

 

Anuncios

2 comentarios en “Crónica Presentación de Alas y raíces… Amor

  1. Una Magnifica presentación cargada de de complicidad, ilusión y pasión, sin duda los grandes componentes de este gran libro. Ganas de terminarlo, pero no de dejar de seguir la historia de Maysa…..¡BRAVO!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s